La dieta paleo (conocida con otros varios nombres) es una dieta creada tomando en cuenta la alimentación de nuestros ancestros que vivieron hace miles de años y de los que presuntamente adquirimos una genética que aún mantenemos. ¿Qué se puede comer,  qué no se puede comer y qué beneficios tiene esta dieta? A continuación lo explicamos.

Historia de la dieta paleo

En la década de 1970, el médico gastroenterólogo Walter L. Voegtlin se convirtió en el principal experto  que promovía la alimentación basada en los alimentos disponibles en la era del Paleolítico. Para 1975, publicó el libro “La dieta de la edad de piedra” en donde explica que la razón para seguir la dieta paleo es porque el ser humano es un animal carnívoro y que, por ende,  su principal alimento deben ser las carnes y otras fuentes de proteínas en su estado más natural posible. "Como resultado, se tiene la cura de algunas enfermedades digestivas...", según explica el doctor.

¿Qué es la dieta paleo?

Esta dieta es conocida por los siguientes diferentes nombres: dieta paleo, dieta paleolítica, dieta de la edad de piedra, dieta del hombre de las cavernas, o dieta de los cazadores-recolectores. Sin embargo, el apelativo “dieta paleolítica” es una marca registrada por su creador, Loren Cordain, doctor de la Universidad del estado de Colorado (EE.UU).

Todos los entusiastas de esta dieta afirman que el hombre actual está genéticamente adaptado a la alimentación que tenían los hombres que vivieron por una era que duró 2.5 millones de años y que finalizó hace unos 10 mil años cuando comenzó la agricultura, y que adoptarla nuevamente puede mejorar la salud de las personas.

¿Qué se puede comer?

Principalmente, los alimentos que sí puede comer son:

  • Carnes magras de animales alimentados con pasto
  • Pescado y mariscos
  • Huevos y lácteos crudos
  • Frutos secos y semillas,
  • Hortalizas, verduras, vegetales y raíces
  • Frutas
  • Miel y Aceite de oliva o de nuez

Se da prioridad a los alimentos frescos de  temporada y se consumen en su estado más natural posible.

¿Qué no se puede comer?

Ahora los alimentos que no se pueden consumir en la dieta paleo son:

En general, todas las comidas rápidas y/o alimentos procesados. Recuerda que es comer como en la edad de piedra.

Ahora, ¿qué beneficios trae comer o alimentarse como se hacía en la edad de piedra? a continuación enumeramos 7 beneficios de llevar este tipo de dieta:

7 beneficios de la dieta paleo

1- Nos ayuda a tener energía durante todo el día y dormir mejor por las noches.

2- Estabiliza los niveles de azúcar en la sangre (glucosa).

3- Es ideal para las personas con problemas digestivos o que sufren diabetes tipo 2.

4- Mejora la presión arterial.

5- Baja el nivel de los triglicéridos.

6- Favorece la reducción de la grasa en el cuerpo y el incremento de masa muscular.

7- Controla el apetito y reduce el número de comidas por día.

8- Disminuye las inflamaciones y alergias.

Sin embargo y como todo, mantener este tipo de dieta conlleva sus desventajas:

7 desventajas de la dieta paleo

  1. Restringe el consumo de alimentos habituales en nuestras dietas  y al alcance de todos.
  2. Se enfoca en las proteínas y grasas buenas pero olvida alimentos que también son saludables y nutritivos en cantidades recomendadas como los carbohidratos y las legumbres que aportan energía y proteína vegetal.
  3. Produce cetosis, enfermedad metabólica que aumenta la acetona y sus derivados en la sangre y la orina, originando el mal aliento.
  4. A largo plazo, puede aumentar la posibilidad de padecer cáncer por el exceso del consumo de carne roja.
  5. Produce antojos ya que elimina completamente los postres y dulces que no resultan dañinos en pequeñas porciones a la semana.
  6. Disminuye los niveles de vitamina D.
  7. Origina problemas renales por el mayor esfuerzo que deben hacer los riñones para eliminar la gran cantidad de urea del torrente sanguíneo gracias al alto consumo de proteína.

¿Tienes curiosidad de cómo se ve un menú al estilo paleo? Abajo te damos algunos ejemplos:

Ejemplos de Menús que se pueden comer

Para  desayuno se puede preparar como parte de un régimen dietético paleolítico lo siguiente:

  • Salmón asado con melón en trozos
  • Ensalada de huevo, atún y aguacate
  • Brochetas de verduras
  • Revuelta de huevo con tomate y cebolla picada
  • Salteado de alcachofas con huevo y salmón ahumado
  • Revuelta de huevo acompañado de espárragos y jugo de naranja
  • Trozos de plátano sancochado acompañados de huevos revueltos con tocineta y de bebida té de su preferencia
  • Vegetales al vapor con aceite de oliva y zumo de limón acompañado de una pieza de su fruta favorita

Algunos de los almuerzos que se puede preparar como parte de un régimen dietético paleolítico son:

  • Ensalada de pollo que incluye lechuga, tomate y repollo morado en vinagreta
  • Lomito de cerdo con salsa de tomates asados acompañado de berenjena con zucchini
  • Pincho de camarones junto con una ensalada de vegetales frescos
  • Gordon-blue de pollo o pavo relleno de vegetales de temporada al vapor
  • Filete de carne de res a la plancha junto con ensalada de espinacas y champiñones crudos
  • Pechuga de pavo al horno con verduras y de bebida jugo de frambuesa
  • Sofrito de carne de res acompañado de una ensalada cítrica
  • Trucha a la parrilla con romero esparcido acompañada de ensalada de tomate y aguacate con espárragos también a la parrilla
  • Pimientos rellenos de bacalao en compañía de almendras con trozos de auyama cocida

Y en cuanto a  la cena, se puede preparar como parte de un régimen dietético paleolítico lo siguiente:

  • Atún al horno con un mix de tomate y aguacate
  • Filete de merluza con ensalada de hojas verdes y aderezo de aceite de nuez
  • Ensalada de atún con lechuga, trocitos de manzana verde y nueces
  • Hígado encebollado junto con una ensalada de berenjena a la vinagreta
  • Sopa de pollo, gallina o de costilla de res
  • Batido de sus frutas favoritas endulzado con un toque de miel de abejas
  • Ensalada de pollo, lechuga, tomate, pedacitos de jamón o tocineta con semillas de lino
  • Salmón al horno con mix espinacas y espárragos al vapor

Algunas de las meriendas que puedes comer como parte de un régimen dietético paleolítico son:

  • Puño de frutos secos, ya sean mixtos o de un solo tipo
  • Granola
  • Tizana de frutas
  • Ensalada de frutas
  • Palitos de zanahoria y apio
  • Tiras de carne de res salteada y un trozo de sandía
  • Kombucha
  • Helado de yogurt, miel y pasas

Conclusión

La mejor recomendación es consultar con un médico de cabecera  antes de comenzar a llevar este régimen alimenticio (y cualquier otro), que se basa principalmente en el consumo de proteínas y limita la alimentación basada en carbohidratos, legumbres y otros productos que en cantidades recomendadas son aptas para mantener una dieta balanceada.